Protocolo Empresarial

Quién ocupa un cargo directivo, se convierte ante todo en  un libro abierto, en un ejemplo  para quiénes lo rodean.

 

Para llegar allí ha debido prepararse, trabajar y demostrar que conoce a cerca de la labor de quiénes lo rodean; en su desempeño,  sus acciones son específicamente del campo de las Relaciones Públicas. Son arte y ciencia para mantener una armonía con el entorno, basadas, en la verdad, en la honestidad y en la comprensión mutua.

Una de sus obligaciones consiste en mantener una relación dinámica y permanente con los medios, para lo cuál es importante conocer al periodista especializado en su tema, y también a su jefe.

Debe poseer la capacidad del autoanálisis y llevarla a cabo permanentemente, con el fin de ir adaptando sus acciones a los cambios que demande su labor. Ser una persona, disciplinada, respetuosa y humana, y con una imagen personal impactante. Sus modales en la mesa y demás, deben  complementar su perfil.

Accesible, humano, culto y paciente; consecuente con lo que dice y hace.

 

En fin tener presente que en todo momento, está siendo observado y cómo debe comportarse. Llegar al primer lugar es fácil, lo difícil es conservarlo..

  • Gris LinkedIn Icon
  • Facebook
  • Instagram

©2020 Diana Neira  | All Rights Reserved