El Arte De Recibir 

Una vez se haya decidido a quién invitar, conviene tener en cuenta sí los elegidos, van a congeniar para lograr un ambiente agradable.  También es necesario informarse con anticipación a cerca de los gustos, dietas o restricciones de los invitados, para intentar complacerles.

Un anfitrión debe ante todo sentir y demostrar entusiasmo, lo que le llevará a atender a cada uno de manera especial, con simpatía, generosidad, atención e interés.

Más importante que ofrecer todo lo más fino y mejor, es atender con lo que se sabe preparar o servir bien y hacerlo de la mejor manera posible.

 

Nuestra presentación, el saludo, la disposición del lugar, la música y la actitud de quién atienda deben mostrar las mismas cualidades que posee el anfitrión, la discreción y buena disposición y en fin todo, desde nuestra vestimenta hasta los temas de conversación deben transmitir  lo mismo.

La música, la iluminación la temperatura del lugar y de los alimentos y  la decoración, también son factores a considerar.

Se trata ante todo  que el invitado, además de llevarse una buena impresión, ¡quiera siempre regresar!

  • Gris LinkedIn Icon
  • Facebook
  • Instagram

©2020 Diana Neira  | All Rights Reserved