Apreciar lo que se tiene, antes de quejarse por lo que falta

Las respuestas a nuestras necesidades, está en nosotros mismos. Es difícil controlar las expectativas, y aún más darles a prioridad en el capítulo de los objetivos, de todo lo que nos mueve a actuar. Sin embargo, también es importante, vivir y pensar en objetivos, ya que son los que impulsan y dar la energía para seguir creciendo. Un consejo para lograrlo, es concentrar la atención en lo que sabemos conlleva más posibilidades de irse logrando., porque, depende más de nosotros que de los demás. Cuando los deseos involucran el actuar de otros ,naturalmente, se hacen más complicados, difíciles o lentos de lograr. Pero Es edificante, recibir cada día como una nueva oportunidad, agradecer por poder vivirlo y hacerlo de la mejor manera posible. Ayuda el darse gusto, realizando actividades diferentes, que pueden ser sueños que empiezan a realizarse, sumirse en la lectura, arreglar el entorno. Igualmente, disfrutar la rutina como sí fuera una meditación, concentrando la atención en lo que se hace, ya sea preparando el desayuno, bañándose, haciendo la cama, comiendo, caminando o practicando el deporte con toda la concentración. Los recursos son propios, los tenemos, no hay que salir a buscarlos; se trata de rescatar lo positivo y constructivo, y así

poco a poco se va logrando vivir la vida con plenitud y sentir el espíritu de realización que permite crecer y disfrutar.


DIANA NEIRA

Entradas Recientes

Ver todo