En época de crisis: reinventémonos

Actualizado: 8 de nov de 2020




He decidido que quiero ser de los que se benefician en esta época de pausa, razón por la cuál, estoy desplegando al máximo mi espíritu creativo. Esto me ha llevado a dedicarle más tiempo a mi página "web", lo que está produciendo efectos enriquecedores y retadores. Por esto, comienzo por agradecer a todos y a cada uno de los que a diario me visitan, hacen preguntas, o inclusive me contratan para dictarles temas "on line". Mi fórmula consiste en compartir mis experiencias positivas y algunas negativas, que me han ido aportando, enriqueciendo, y enseñando lo jamás experimentado. Aprendí por ejemplo, a decir sin temor todo lo que me disgusta, mientras miro a la persona a los ojos, y le doy oportunidad a que me responda; esto me ha traído sorpresas divertidas y edificantes. Así mismo, también

me atreví a ensayar lo que tenía temor a hacer, y voy descubriendo maravillas, y pensar que me lo había perdido hasta por falta de interés. Cuando algo me llama la atención, le doy tiempo y lo valoro; encuentro lugar para todo, organizo y sí me gusta, edifico sobre esto.

Borro lo que me produce efecto negativo, y adopto lo positivo por pequeño que sea.

Le doy atención a los pequeños detalles, comparto resultados, y trato de evitar dejar de lado lo que me preocupa, más bien le doy prioridad. En pocas palabras, inicio cada día con gratitud, y adopto las condiciones mentales de las que disponga, para vivirlo de la mejor manera posible.


Diana Neira











Entradas Recientes

Ver todo