La atención de un taxista

Actualizado: nov 16

Es importante en cualquier oficio querer lo que se hace. Intentamos tomar un taxi , mi hija y yo con las dos pequeñas de 5 y 4 años, y el primer conductor dijo no podía llevar cuatro, íbamos tarde, así que las tres subieron y yo continué a pie. Al regreso, y con la idea de que siempre llevábamos a la pequeña cargada; paramos otro, quien resultó ser un profesional del servicio y atención al público. Se llama Jesús, y dejó sus estudios de ingeniería para educar a sus dos hermanas , conduciendo el legado de su padre. La amabilidad y comprensión, hicieron que prescindiera de caminar hasta mi casa, para disfrutar de una conversación con quién sabe complacer al usuario, llamado Jesús de Barcelona.

Diana Neira



  • Gris LinkedIn Icon
  • Facebook
  • Instagram

©2020 Diana Neira  | All Rights Reserved