San Valentín: una celebración diferente

Actualizado: feb 28

Esta es una ocasión que se creó para los enamorados. He decidido aprovecharla para invitarles a disfrutar un regalo que se harían para ustedes mismos. Se trata de proponerles que incluyan en su rutina la práctica de Mindfullness o la meditación. Desde que decidí convertirla en parte de mi vida, siento que así como cuido de mi parte física con las prácticas deportivas y de lo intelectual, leyendo y estudiando, tengo una percepción que me permite estar atenta a lo que es realmente importante. El regalo mío es éste, transmitir el beneficio del Mindfulness. Ahora, es parte de mi filosofía de vida: es lo primero que hago al despertarme, e igualmente, lo último, antes de dormir. Me ayuda a preparar el día con mente relajada, a concentrarme "con atención plena" en una sola cosa, a dejar de lado las distracciones y ruidos, a experimentar, el aquí y el ahora, para poder aceptarlo, sin juicios y sin querer cambiar todo.

En la noche, me aporta tranquilidad, y serenidad para dormir.


Diana Neira



23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo